domingo, 6 de enero de 2019

“EN LAS MANOS DE DIOS”: D. Benito Masa. Antiguo Alumno y colaborador del Colegio San José-Basauri (viatores) -Bizkaia-

Manos entrelazadas Lápiz
¡Gracias!
¿Qué podemos decir a los que  acompañaron nuestra vida de fe, fueron nuestro espejo para ser más conscientes de nuestra historia personal y situación vital…y ya no están con nosotros? ¿Qué decir a los que nos mostraron el camino de Jesús y se fueron con Él?

Y a la pregunta 
no podemos responder con otra palabra que no sea: 

¡ G R A C I A S !

Gracias porque somos por ellos, porque creemos por ellos. Somos herederos de una historia de vida y de fe.

La sabiduría, el sentido común, nos dice que para saber quiénes somos hemos de mirar hacia quienes nos dieron lo que somos; que para saber caminar hacia el futuro hemos de recordar los caminos que nos trajeron hasta aquí.

¡Benito: eres nuestro mejor regalo!

Nuestro mejor regalo… para el Colegio "San Jose Ikastetxea". 
Como dice la página web:
“Unido al cole durante décadas fue alumno,
colaborador en la parte deportiva y asociación de Antiguos Alumnos,
padre y abuelo de alumnos y alumnas,
asiduo a actividades como la cena solidaria, entre otras, …”.

Un gran don para los v i a t o r e s :

¡Cómo quería, cuidaba, mimaba… a nuestros hermanos de la Residencia “San Viator” de Valladolid! Nunca visitas… siempre estancias largas para dar tiempo -estar-... con todos! Ejemplo de cuidador, Gran “asistente de los hermanos”. ¡Gracias!

Regalo… descubrir nuestros santos cotidianos. 

Personas que “hacen gestos”, pequeños grandes gestos que ayudan a hacer el mundo un poquito mejor; que muchas veces pasan desapercibidos por no apreciarlos, valorarlos, agradecerles…

EL PAPA FRANCISOCO nos dice 
en la Exhortación Apostólica Gaudete et Exultate 
(
SOBRE LA LLAMADA A LA SANTIDAD EN EL MUNDO ACTUAL:

“Para ser santos no es necesario ser obispos, 
sacerdotes, religiosas o religiosos. 
Muchas veces tenemos la tentación de pensar 
que la santidad está reservada solo 
a quienes tienen la posibilidad 
de tomar distancia de las ocupaciones ordinarias, 
para dedicar mucho tiempo a la oración. 
No es así.
Todos estamos llamados a ser santos 
viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio 
en las ocupaciones de cada día, 
allí donde cada uno se encuentra… 
Sé santo luchando por el bien común 
y renunciando a tus intereses personales” 
[Nº 14]

En Jesús nadie se pierde, ningún nombre es olvidado, todas las muertes son vencidas, todas las penas sanadas, todos los pecados perdonados, todas las esperanzas colmadas de vida.

Nuestro hermano BENITO MASA…
vivió,
y vivirá …  
en Él.

GERO ARTE BENITO!
José Carlos, viator.

sábado, 5 de enero de 2019

Unos Magos…Una Estrella

Una vez vi a los Reyes Magos.... 
No eran tres, eran dos y eran los mejores magos que conoci en mi vida. 


Se las arreglaban para que siempre hubiera algo en los zapatos, lo mínimo, lo que fuese. 



Aunque no hubiera nada, ellos lograban que  para nosotros fuera todo.



Al tercero nunca lo vi, pero seguro que lo dejaban cuidando los camellos.



Nunca, nunca olvidaré a esos dos reyes magos....Seguro que vosotros también los visteis y sabéis que son más magos que reyes.



Si esta noche no ponéis los zapatos, ni el pasto, ni el agua, acercaros a vuestros reyes, darles un beso en la frente (si los tenéis cerca); y los que no, los que ya no están con nosotros,  sabed que desde un cielo hermoso siguen  entregando ilusiones y sonrisas...



Agradece la herencia porque ahora muchos de vosotros os habéis convertido en reyes y en magos. 



Y lo mejor que puedes dejar a tus hijos  esa magia que los convertirá en reyes y en magos…. 



Y tal vez, dentro de unos años, recibiréis el beso en la frente y así será hasta el fin de los tiempos… 



Feliz noche para los reyes de hoy,  los de ayer y los reyes del futuro, porque no hay mejor reino que el mágico!!!!




martes, 1 de enero de 2019

2019: ¡Descorchemos la vida!


Vamos a descorchar un nuevo día.
Un nuevo amanecer.
Una nueva oportunidad.
Un nuevo año.
Una nueva historia.
Una nueva posibilidad.
¡ 3, 2, 1 . . .  !