martes, 27 de diciembre de 2016

¡Feliz 2017!- Bendiciones.-¡Gracias!


¡Gracias, Señor, mil gracias!
Dios, Padre bueno,
Te damos gracias por la vida,
Por el año terminado y por el que acabamos de estrenar.
Gracias, Señor, por todos los dones
con que nos has bendecido en cada jornada.

Gracias por todas las personas con que hemos convivido,
en especial aquellas que nos han ayudado
a crecer humana y cristianamente.

        Nos abrimos a un Nuevo Año con grandes deseos:
que sepamos hacerlos realidad.
Padre santo, ayúdanos a ser sencillos, a vivir en la verdad,
a compartir lo que tenemos.
María, Madre y Maestra: eres dulce compañía.
Faro de luz en cada oscuridad de nuestra vida.
Amén.

¡Bendiciones!




CONVERSACIÓN… ESPACIO PARA BEN-DECIR
      De los demás decimos muchas cosas. Hablamos sobre cómo son, qué cosas hacen, sus gustos y el modo en que se comportan. Comentamos acerca de sus virtudes, de sus manías y de cómo nos caen. Conversamos sobre de lo que nos seduce y sobre aquello que no podemos aguantar. Porque es parte de la vida que los unos hablemos de los otros. Y –claro está– que también ellos hablen de ti.
  Pues si pasamos tanto tiempo charlando de los demás, ¿por qué no convertir nuestras conversaciones en espacio de bendición? Sí, en lugares para «bien-decir»: "recodos" en los que hablemos bien y digamos bien de los otros, pues en ellos también late con fuerza Dios. En terrenos para «bien-pensar»: estando “más pronto a salvar la proposición del prójimo que a condenarla” [E:E. 22]. En oasis para «bien-sentir»: alegrándonos de las alegrías y acompañando los fracasos de las gentes que nos rodean.
   Ojalá nuestras conversaciones sean ocasión de “alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor” [23], antes que dardos que nos exijan acrobacias para esquivar.

"¡Bendición... litúrgica!"

      Hoy es el día de decir a los familiares, amigos, comunidad, compañeros, vecinos, … 
“No sólo te deseo que seas feliz en este año, 
sino que haré todo lo que pueda para que los seas de verdad. 
Te comprenderé, te ayudaré, 
multiplicaré mis gestos de ayuda. 
Me esforzaré para que nuestra convivencia sea más feliz”


·      Que os bendiga el Dios, Señor del tiempo y de la historia 
y os conceda un Año Nuevo de Paz. AMÉN.
·      Que su gracia os acompañe durante todos los día 
para que podáis alabarle y bendecir su nombre. AMÉN.
·      Que conduzca vuestros pasos por el camino del bien y de la verdad 
por días sin término. AMÉN.

Y que os acompañe la bendición de Dios que es 
PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO. AMÉN.

        "La Bendición de Dios Padre,
          Hijo y Espíritu Santo
          descienda sobre nosotros".   

         A m é n





No hay comentarios:

Publicar un comentario