miércoles, 17 de diciembre de 2014

NAVIDAD 2014: ¡Encendamos esperanzas!


¡Encendamos esperanzas!


¡No apaguemos! ¡Encendamos!

No marchitemos las esperanzas de los demás.

Reguémoslas con nuestras palabras de aliento.

No apaguemos las estrellas, aunque parezcan insignificantes.


Donde se muere una estrella, el cielo se pinta de negro.

Donde apagamos una ilusión, el alma se tiñe de pena.

Donde apagamos una esperanza, 
le robamos un pedazo de horizonte.

Donde matamos una esperanza, 
matamos un poco de vida.


Pero donde encendemos una esperanza,
iluminamos una vida.

Donde encendemos una esperanza,

encendemos una vida.

Donde encendemos una esperanza -aunque sea pequeña-

ya estamos haciendo sentir el gusto por la vida.

Donde encendemos una esperanza,
es posible que estemos salvando una vida.


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
"¡Mi estrella ... eres tú!"

               ¡¿Preguntas y respuestas…?!                 

¿Que la vida se encarga de marchitar muchas ilusiones?
Lo que importa es que haya tantas en el alma que siempre tengamos el cielo estrellado.

¿Qué la realidad es amarga y mata muchas esperanzas?
Lo importante es tener suficientemente florida el alma, el corazón y la mente. 
Que siempre sea más la luz que ilumina que las tinieblas que oscurecen.

¿Qué la vida es sueño?
Pero los sueños son capaces de despertar cada día más vida y más ganas de vivir.

¿Qué muchos viven soñando?

Mientras sueñan viven.

¡Dejémos soñar ... y los dejaremos vivir!



    ¡  A    t o d o s / a s     . . .  !




No hay comentarios:

Publicar un comentario